martes, 6 de marzo de 2012

QUEDA PROHIBIDO PEDIR LIMOSNA EN VALLADOLID... ¿A pedir a otra parte?



El alcalde de Valladolid, del PP, Francisco Javier León de la Riva,  ha decidido emprender una cruzada contra la cara más visible de la pobreza: los mendigos. A estos, les cobrarán en la piadosa ciudad de Valladolid multas que pueden llegar hasta los 1500€ por atreverse a pedir, por tener la osadía de exhibir impúdicamente la pobreza y afear la ciudad, que debe mantener su cara limpia, aunque su trasero huela igual que el de todas las ciudades donde opulencia y pobreza son las dos caras de una misma realidad. Aprobada esta medida, los mendigos tendrán que emprender un éxodo hacia potra ciudad donde no esté prohibido pedir limosna. Aprobar esta medida justamente en medio de la crisis más salvaje de nuestra historia reciente, se me antoja especialmente cruel.

Con su verborrea demagógica y en el tono despectivo que suele ser habitual en este ‘servidor público’ ha dicho que muchos de los que le  critican, tampoco se llevan los mendigos a sus casas. Este argumento excrementicio del alcalde puede tirarse directamente a una cloaca.

Y es que ser pobre es cada vez más peligroso; además de atentar contra la sociedad de consumo, el pobre y el pobre por antonomasia, -el mendigo-, representa un “peligro” para la sociedad de los 'iphones', de las ‘tablets’; el pobre encarna el fracaso individual que puede sufrir cualquiera que se atreva a contestar o desafiar el mandato consumista y compulsivo de nuestra sociedad, el lugar al que quizás pudiéramos llegar los que de momento no mendigamos, y que preferimos –de momento-, no mirar. Pero una cosa es no mirar, no extender la mano con una moneda y  otra  muy distinta prohibir que los menesterosos y los pobres ejerzan el derecho a extender su mano y pedir, si tienen hambre.
El alcalde de la Riva, ha decidido borrar esta escena de Valladolid.

Este señor ya fue noticia por sus comentarios sexistas, despectivos y machistas contra Leire Pajín; comentarios que en cualquier ciudad de los EE.UU. de América le hubieran costado la expulsión inmediata de la alcaldía, pero en que en Valladolid le hicieron merecedor de las felicitaciones y el jaleo de muchos de sus conciudadanos y le hizo ganar más votos…

¿Alcaldes así merecen la aprobación mayoritaria de sus conciudadanos? ¿Quién vota a estos engendros de otra especie?

En el caso de que este señor sea católico, bautizado y confirmado, ¿Conoce que la primera de las Bienaventuranzas pronunciadas por Jesús fue precisamente para los pobres? “Bienaventurados los pobres, porque de ellos es el Reino de Dios”.

Quizás la Señora María Dolores de Cospedal, presidenta del PP y ferviente católica, debería recordarle a Francisco Javier de la Riva que los pobres son huéspedes preferentes del Reino de Dios… ¿Es acaso Valladolid un lugar más exclusivo que el Reino de Dios?

Esos Obispos tan beligerantes de la iglesia española, ¿Tienen algo que decir a estos pobres y mendigos, cuya vida se encuentra en peligro, amenazada por el hambre y el olvido? ¿Tienen algo que decir a de la Riva?

Afortunadamente -y por si acaso la señora Cospedal no puede hacerle recapacitar a través de la llamada del evangelio de Jesús, y por si acaso los Obispos están tan ocupados en sus avatares políticos que no pueden llamar a De la Riva a la rectificación, más de 30 organizaciones recurrirán de inmediato esta medida.


¡Qué triste y qué lamentable que alcaldes de esta talla moral obtengan mayorías! y ¡Qué triste para los pobres que el Reino de Dios esté tan lejos o ni siquiera exista!

3 comentarios:

  1. Una medida similar a ésta del alcalde impresentable de Valladolid, pero sin multa, se tomó hace bastante tiempo en Barcelona. En aquel tiempo Barcelona presumían de no tener mendigos. Y era cierto, apenas se veían pobres y mendigos por las calles.

    Al mismo tiempo se dio la curiosa paradoja de que en Zaragoza se incrementó desmesuradamente la población de mendigos e indigentes. ¿Qué era lo que estaba pasando? ¿Por qué en sitios relativamente cercanos, en uno había tantos indigentes y en el otro tan pocos?

    La respuesta se descubrió después de una exhaustiva investigación encargada por el Ayuntamiento de Zaragoza. Resulta que la Policía Municipal de Barcelona recogía a sus mendigos de las calles, los llevaba a la estación de tren, les compraba un billete (sólo de ida) a Zaragoza y les daba unos bocadillos para el camino. Los indigentes ante esta medida forzosa se lo tomaban a bien y, además de viajar en tren, comían gratis unos bocadillos.

    Las autoridades zaragozanas se quejaron fehacientemente al Gobierno de la faena que les estaba haciendo el Ayuntamiento de Barcelona y éste (el Gobierno) mandó a parar, y así se normalizó nuevamente la población de mendigos en cada ciudad. Como pone en un letrero de la Bodeguita del Medio de La Habana, que cada cual “cargue con su pesao”. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Murakami, muchas gracias por tu comentario. Entonces la pregunta es: ¿A dónde irán a pedir los mendigos de Valladolid? Imagino que a este alcalde le da igual, mientras no estén en "su ciudad". Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Buena pregunta ¿adónde irán? ¿Adónde irán los patos de Central Park en invierno?

    Abundado en el tema de ayer, hay un decreto de 1809 en el que se “expele” a los mendigos y gente ociosa de Barcelona (lo pongo tal y como se publicó, se ve que la ortografía y la redacción no eran su fuerte).

    “16 de febrero de 1809 - Decreto por el qual se manda sacar de Barcelona á la fuerza á todos los mendigos
    Guillermo Filiberto Duhesme &c.
    Visto el considerable número de mendigos y de gentes ociosas que se encuentran en las calles de Barcelona, decreta lo siguiente:
    ART. I. Toda persona del uno ó del otro sexo, que sin ser estropeada ó lisiada, ni sexâgenaria, se encuentre mendigando dentro de la Ciudad, será arrestada y expelida de ella.
    ART. II. Todo el que despues de haber sido expelido de Barcelona, se hallará haber vuelto y continuará en pedir limosna, será de nuevo arrestado, y ademas embarcado para ser exportado.
    El General Comandante Superior, el Comandante de Armas y el Comandante General de Policía quedan encargados de le [sic] execucion de este Decreto.
    Hecho y decretado en el Quartel General de Barcelona á 16 de Febrero de 1809.=G. Duhesme.
    Por copia conforme = El Comisario General de Policía = R. Casanova.”

    Moraleja: ser mendigo es un asco, mejor ser pato.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.