domingo, 25 de octubre de 2015

¿En qué país vive Pablo Casado? El replicante de Génova 13 niega la precariedad laboral



Es perfectamente comprensible que tu partido, que para eso te paga, te envíe a las televisiones a contar las bondades y maravillas que ha hecho en la última legislatura, pero la intervención de Pablo Casdo en La Sexta Noche debió dejar a la mitad de la audiencia meada en el sofá sin echar una gota en la tapicería.

Que Pablo Casado diga que en España no existe la precariedad en el empleo se pasa de castaño oscuro y roza el cinismo más despreciable. Impertérrito, repite como una máquina casi perfecta cifras y datos tan fuera de la realidad que por momentos parece que estamos en Noruega, en Mónaco o en Marte.

¿Esta es la nueva cara del PP? ¿Qué empleos ha tenido esta criatura divina concebida entre algodones? ¿Dónde vive este ser?

La nueva clase de trabajadores empobrecidos que tienen que complementar su mísero salario con bolsas de comidas obtenidas en los bancos de alimentos, en Cáritas u otras organizaciones es una realidad, y también correlato y consecuencia directa de la reforma laboral, de los recortes que nos impusieron desde Europa y que aplicó el PP en España sin que se le moviera un ala a la gaviota en cerrada en el círculo virtuoso del logotipo renovado del PP. Diga lo que  diga Rajoy y diga lo que diga su replicante Pablo Casado, la miseria de muchos trabajadores españoles es algo indiscutible, es un hecho.

Pablo Casado: que te ganes el sueldazo que tienes repitiendo de memoria el argumentario del PP es normal, que hayas aprendido a mentir mirando a cámara sin que se te muevan las pupilas  y sin desco******* de la risa es todo un mérito,  pero negar la miseria que sufren decenas de miles de tus compatriotas es una falta de respeto y una indignidad. Si cada trabajador precario te enviara un tweet, tu cuenta de twitter se colapsaría.

Si vives en Marte, ve a las tertulias marcianas a contar memeces.

1 comentario:

  1. No sé en qué mundo vive, no sé en qué mundo cree que vivimos, no sé si tiene una patología o lo suyo es para estudio de alguna dolencia sin catalogar. No sé si puedo seguir escuchándolo. Podría hablar de lo que se le parece las campañas de propaganda del PP y otras del primer tercio de siglo pero no quiero banalizar algo que fue terrible.
    No sé pero lo que no es, es persona, persona con vergüenza.

    Gracias por tu entrada y espero verte pronto por nuestro rincón de la resistencia. Un abrazo a ambas.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.