jueves, 11 de febrero de 2016

¡Marionetas a la cárcel!




A propósito de una fantasía con marionetas en la cual salen abusadores (casero) personas que se defienden de que les arrebaten a sus hijos (bruja), personas que intentan apoderarse de hijos de otros y mueren en el forcejeo (monja),  personas que ponen falsas pruebas (pancarta de grupos terroristas) para justificar su violencia e incriminar a otros (policía), y jueces corruptos...

Como puede verse, tan sólo se trata de una sátira sobre situaciones absolutamente inconcebibles e inexistentes en la sociedad, pues es bien sabido que nunca nadie ha robado niños, falsificado pruebas,  dictado sentencias injustas o violado a mujeres.

 ¿Ah, no?

¿Estan algunos jueces agilipollaos? ¿No son capaces de mandar a freir espárragos a cualquier tonto que venga con una denuncia tan absurda?



Lo dicho: Estultorum infinitum est numerus


Reflexión de mi amigo Juan Castellano, publicado en mi blog bajo su consentimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.