viernes, 14 de noviembre de 2014

LOTERÍA DE NAVIDAD 2014: DEL ESPERPENTO A LA CRUELDAD.


Si el anuncio de la navidad 2013 fue objeto de burlas y chanzas a lo ancho y largo de la geografía española y parte del extranjero por su estética de película de terror, o de  Thriller Killer, a pesar de las grandes figuras invitadas a protagonizarlo, entre las que se encontraban la gran diva Montserrat Caballé, venida a menos y el incombustible Rafael -entre otros- el anuncio de lotería de navidad 2014, apela a la sensiblería, a la lágrima fácil para convencer a los ciudadanos de que la lotería puede ser la última (y quizás única) solución a sus problemas. 














Este año el anuncio de la Navidad es muy diferente: el mensaje, subliminalmente cruel, induce a pensar que, si la suerte no te acompaña  -y la estadística también-, seguirás pasándolo fatal, y que no tendrás muchas opciones de salir de la miseria, la exclusión social o de escapar a un lanzamiento después de un proceso de desahucio.



Lanzar un mensaje como este en  estos tiempos demuestra hasta que punto el azar o la suerte, es decir, invertir los únicos y últimos 20€ que tenías puede ser la solución  a la desesperación. Lo triste es que esta opción puede ser más realista que encontrar un buen empleo, o al menos un empleo digno. Es aquí, donde yo veo ese punto de crueldad, que bajo una realización cinematográfica magnífica y un guión impecable, incitará a millones de ciudadanos desesperados a comprar lotería, y no me resisto a dejar pasar por alto esta ignominia.

Y yo me pregunto, ¿A cuántas familias la lotería sacará de la miseria? ¿Cuántos desahucios se evitarán gracias a "El Gordo"? ¿Cuántos científicos no tendrán que exiliarse gracias a tener la suerte de haber comprado un cupón y que resulte premiado?


¡Y Hacienda a recaudar, porque Hacienda siempre gana!

¡Que la posibilidad de encontrar un buen trabajo y una vida digna os acompañe!

1 comentario:

  1. Un anuncio cuyo guión podría haber sido escrito por el Dulce Fiscal General del Estado, gran admirador de aquel pastel hollywoodiense de Frank Capra, "Que bello es vivir", con el que nos regalan las televisiones Navidad si y Navidad también.
    La realidad es que en este País o te toca la lotería o te mueres de asco, el problema es que aún jugando te vas a morir igual, incluso si te toca.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.