miércoles, 15 de octubre de 2014

CÓDIGO ÉTICO


En este país hemos llegado a un punto en el cual,  cuando escuchas a un político, empresario o banquero anunciar que en breve redactarán un "código ético" o "normas o leyes de transferencia" tienes dos opciones: 1) o te partes de la risa o 2) te echas a llorar. Casi mejor lo primero.
Es esperpéntico panorama de la corrupción organizada jamás permitirá ni transparencia ni ética que valga.  Los mismos que nos han atracado y desvalijado,  y que legislan protegiendo el banco interés de sus amigos igualmente corruptos,  ¿De repente se van a autorregular recortándose las mamandurrias? 
Como botón de muestra tenemos al nunca bien ponderado Arturo Fernández,  presidente de la CEIM a pesar de los pagos "en black" a sus trabajadores, de los impagos -que es todavía peor- y de reconocerse como usuario de las famosas #tarjetasblack.
Este modelo de empresario #marcaEspsña nos anuncia una "dimisión en diferido, en forma de simulación de empresario modelo,  ya que no puede irse sin antes elaborar un código de buenas prácticas empresariales, que justamente en su caso particular, han brillado por su ausencia.
¿En algún país nos superan en desfachatez y en la habilidad parac reírse de los ciudadanos en su puñeteratcara?
¡Métanse sus códigos éticos por  donde les quepan,  sinvergüenzas!

3 comentarios:

  1. Esta misma mañana oía la noticia y pensaba como tú. Es como si los encarcelados hicieran las leyes para regular el robo y los asesinatos. Alucinante.

    Felicidades por la entrada

    ResponderEliminar
  2. Interesantes artículos.Te felicito.

    ResponderEliminar
  3. Pienso lo mismo. Interesante artículo. Gracias.

    ResponderEliminar

Me encantaría que dejaras algún comentario sobre las entradas de este blog.