miércoles, 3 de septiembre de 2014

EL ABUELO DEL AEROPUERTO SIN AVIONES Y LOS PREMIOS DE LOTERÍA PIDE EL INDULTO


Es cierto que es más ridículo y absurdo pedirle a un político corrupto que tenga vergüenza que pedirle peras a un olmo, pero es que uno ya no sabe qué decir ante tanta indignidad y tanto ladrón con escaño…

Hoy me refiero a Fabra, el abuelito del aeropuerto sin aviones "hecho con el dinero de todos", dinero que ahora no tienen los dependientes, con el dinero que le falta a tantos mayores, con el que no tienen para pagar a los profesores; un sinvergüenza de gafas oscuras, el de la arrogancia y el desparpajo con los jueces a quienes ninguneaba, a ese político que era un ejemplo para el PP y un ciudadano ejemplar para Rajoy...

Pues bien, queridos amiguitos, después de ser condenado por corrupto, malversador, sinvergüenza y ladrón, pide el indulto con toda su cara, porque no quiere ir a prisión, ya que está mucho más cómodo en su casa disfrutando de todo lo robado. ¡Otro valiente para robar y cobarde para enfrentarse a su condena…!

Alegan sus abogados que cumplir la pena que le ha sido impuesta no  tiene ninguna finalidad rehabilitadora ni  resocializadora, ni perjudica a nadie… ¡Estos abogados son cínicos a sueldo!

¡Y una mierda, señores letrados de este ladrón! SÍ NOS PERJUDICA A TODOS…

Que Fabra no cumpla la pena que le ha sido impuesta perjudica a cada ciudadano estafado, en paro y en la miseria, perjudica a cada dependiente que muere sin que le llegue el dinero que le corresponde,  mientras él se embolsaba millones de euros fingiendo romper las estadísticas de las veces que le puede tocar la lotería a una misma persona, y riéndose de todos… ¡Y ni con esas le salen las cuentas de todo lo que ha robado!…

¿Rehabilitarse? jajajajajajaja.... Los ladrones y sinvergüenzas de esa calaña no se rehabilitan, porque han robado sin necesidad, por pura avaricia y soberbia,  y a sabiendas de que miles de personas se verán perjudicadas por sus actos, y les daba igual.

Definitivamente, pedir el indulto para no cumplir 4 míseros años de cárcel, mientras has robado millones de euros y arruinado a cientos de miles de personas que tienen que alimentarse en comedores sociales, porque tú robaste, prevaricaste y estafaste utilizando tu cargo, es sencillamente asqueroso y vergonzoso.

Yo no te indultaría, FABRA. Todo lo contrario. Si de mí dependiera, tendrías no sólo una condena mucho más alta, sino la obligación de devolver todo euro que no se correspondiera con tus ingresos y con las veces que estadísticamente te hubiera podido tocar la lotería…


Pero quizás tengas la suerte de todos los políticos corruptos, Fabra, esos que como tu ex compañero de partido Jaume Matas, acaban la enfermería de la cárcel, o en su domicilio por enfermedad o por vejez, y se van de rositas mientras muchos ciudadanos se pudren en la miseria, se suicidan ante un desahucio inminente, mientras miles de cuidadores de pendientes se ven impotentes ante los gastos de sus hijos, hermanos, esposas o esposos, gastos elementales que no pueden sufragar y caen en una depresión por no poder darles una vida digna a sus familiares enfermos…, pero todo eso, a ti, ladrón sin escrúpulos, ¿Qué te importa?

4 comentarios:

  1. Como a este señor le concedan el indulto... no sé... la indignación me impide pensar... ¡Viva el vino!

    Buena entrada Aída.

    Un saludo,

    Adrián Calvo
    Escritor en www.thespeedynews.blogspot.com

    ResponderEliminar
  2. Pues que no te extrañe. Después de lo visto con la Gürtel, Bárcenas, etc., todo es posible con el PP... y sigue siendo según las encuestas, la fuerza con más votantes potenciales para las próximas elecicones.
    ¡Yo me tiro al Manzanares... porque no tengo un monte cerca!

    ResponderEliminar
  3. Indulto o cualquier invento para salir antes de entrar.

    Un abrazo muy grande y suerte con la lectura.

    ResponderEliminar
  4. No por ser conocido la vergüenza de toda esta gentuza duele menos. POr eso tenemos dignidad.
    Gracias por el mensaje directo de la entrada. Felicidades

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.