martes, 18 de junio de 2013

De la Cagada (Cavada) a las disculpas: las DEPOSICIONES DE LA CEOE.





Si Gerardo Díaz Ferrán, el flamante y arrogante ex presidente de la CEOE, -finalmente entre rejas por corrupto, ladrón y defraudador-, nos advertía a los trabajadores que no quedaba otra que “trabajar más y cobrar menos” mientras acumulaba ilícitamente una fortuna, la “deposición del día” en forma de declaración disparatada nos la ha regalado De la Cagada(Cavada), director de Relaciones Laborales de la CEOE, a quien le parece excesivo que los trabajadores dispongamos de 4 días para llorar a nuestros muertos. Este último enviado de Lucifer debe pensar que podemos llorar perfectamente a nuestra madre, padre, o hermano desde nuestro puesto de trabajo y regresar del cementerio a la empresa.

¿Qué le pasa a los directivos de la CEOE? ¿Con qué derecho nos ofenden y amenazan? ¿Encima ahora nos señalan que debemos hacer recortes en nuestros afectos y pasar al duelo de 24h laborales si perdemos a un ser querido? ¿Tenemos que tolerar tanta desfachatez por parte de los representantes de la Patronal?

Al Presidente actual de la CEOE, Juan Rosell, ya le dediqué un post, porque en vez de fomentar la creación de empresas, actuaba como Ministro de (Des)empleo y sicario de los derechos laborales. Sufre el “síndrome de MAFO”, que tiene como síntomas dedicarse a algo diferente para lo que te han nombrado mientras te pagan para hacer otra cosa. Eso le ocurrió al ex Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, quien —ocupado en elaborar una "Reforma Laboral alternativa" para el gobierno—, dejó de vigilar las operaciones fraudulentas de las Cajas de ahorro “y cuando despertó, Bankia estaba todavía allí”, pero en la ruina total.

Deberíamos exigir una “comisión de expertos” forenses, para que hagan un “informe viabilidad” del grado de salud mental de estos personajes, que tenor de sus declaraciones, —a veces en forma de excrementos verbales disparatados—, aparentan sufrir psicopatías varias y tics maníacos persecutorios contra los trabajadores. Si están en su sano juicio son sencillamente unos sinvergüenzas y un peligro público.

Después de ver el revuelo que se ha armado con sus impresentables declaraciones, De la Cagada(Cavada) ha pedido disculpas. Que se las meta por donde le quepa. Por mi parte no las acepto y le digo que si se aplicara a sí mismo y a sus colegas ejecutivos ‘bienpagaos’ de la CEOE las reformas laborales y los salarios de miseria con los qeu amenazan a los trabajadores, no tendrían la cabeza llena de mierda, como las gambas, y cuando salen a hablar, harían “declaraciones” y no “deposiciones” como tienen por costumbre.

Si en mi post dedicado a Rosell, Presidente de la CEOE, pedía que se tomara un  “prozac” antes de las ruedas de prensa, para tratar sus incontinencias verbales,  para De la Cagada(Cavada) pediría que fuera “indexado a un salario mínimo interprofesional hasta su jubilación”. Verían cómo se callaría y dejaría de ofender a los trabajadores.

Al menos y de momento tenemos a Díaz Ferrán -excelentísimo ex director de la CEOE- entre rejas. 

Algo es algo.


1 comentario:

  1. Aída, perfecta tu disección de las cagadas, pero es que estoy hasta los c...... de tanto inepto, inútil, sinvergüenza que no pisa la carcel por hacernos continuamente escraches. ¿Aquí no pasa nada?

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.