domingo, 5 de mayo de 2013

MARGALLO, ¿POR QUÉ NO TE CALLAS?. Un ministro haciendo el "ridículo planetario".




España llegó pronto a la conquista de un Nuevo Mundo y salió con más pena que gloria y casi sin enterarse de América. De hecho, hay gente como el Excelentísimo Ministro García Margallo, que todavía no se ha enterado de que América Latina se descolonizó hace más de 200 años y sigue con una mentalidad ‘retrocasposa’ que a la mayoría de presidentes latinoamericanos les debe causar bastante risa.  América Latina es hoy un constructo cultural, socioeconómico y geográfico extraordinariamente complejo donde cada país exige un tratamiento como nación en pie de igualdad y no como ex colonias. España, en su giro total hacia Europa perdió la oportunidad histórica de haber podido construir una ''Commonwealth'' latinoamericana, -como supo hacer Inglaterra-, y ya es demasiado tarde para explotar el discurso de las raíces comunes.


En las famosas “Cumbres Iberoamericanas” se aprecia cada vez con mayor claridad que España ya no puede jugar un papel determinante y menos todavía de intermediaria entre Europa y América, porque los países latinoamericanos con sus presidentes/as –llamados por aquí populistas-, se representan sobradamente a ellos mismos ante quien sea necesario sin necesitar ni a España ni a la Corona, y cada vez queda más en ridículo quien quiera jugar ese papel de mediador por cuenta propia.


Al contrario, son ahora los países iberoamericanos los que están ofreciendo empleo a los jóvenes españoles que huyen de la crisis de desempleo, o que hacen “movilidad exterior hacia Latinoamérica”, donde hoy por hoy pueden encontrar un futuro mejor que en España y hasta Merkel habla de Ecuador como país de oportuniodades para los españoles... ¿quién lo iba a decir unos años antes!...

Pero Margallo todavía no se ha enterado y en su reciente visita a EE.UU se ofreció como mediador entre Latinoamérica y EE.UU. como si fuera una especie de Van Rompuy de América Latina ante Washington.


¿Quién le ha dicho a este señor que los presidentes latinoamericanos necesitan esa mediación? ¿El canciller García Margallo cree que Peña Nieto, Correa, Morales o Fernández de Kirchner le necesitan como mediador para conversar de tú a tú con Obama o con Barroso o Van Rompuy?

Si primero Kristina llamó ‘pelao’ a de Guindos y sigue todavía riéndose de las amenazas vertidas sobre Argentina por el Ministro Soria a propósito de la nacionalización de YPF, hace unos días le tocó a Margallo. 

Margallo se ofeció a mediar entre Maduro y Capriles, o sea, a meterse en la olla de grillos que divide a Venezuela en dos... o sea, inmolarse por la paz y la concordia de la República Bolivariana de Venezuela... mientras aquí en España es un plasma quien media entre Rajoy, los periodistas y los ciudadanos...

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, le llamó “impertinente” por ofrecerse a mediar en un conflicto interno en el que nadie le había solicitado, y le propinó unas verdades como puños, que le dejaron en ridículo ante el mundo, ya que Maduro le recordó a Margallo que bastantes problemas tiene España con el desempleo, los desahucios y la fragilidad del sistema de pensiones y de sanidad, con la gente en la calle,  como para “meter las narices” en Venezuela. 

Cabe señalar que el "rapapolvo" de Maduro fue bastante más light y educado que el que le hubiera caído a Margallo si Chávez no estuviera en el más allá...


Y yo a todo esto añado…, si tanto le gusta mediar a este gobierno,  ¿No sería conveniente que Margallo o alguien del PP pudiera mediar entre los bancos y los estafados por las preferentes para devolverles el dinero lo antes posible, en luagr de estar ofreciendo mediaciones internacionales que nadie les ha pedido?


¿Alguien del PP puede mediar para que los bancos españoles, rescatados o no, estén obligados a prestar sin usura a las familias y Pymes el dinero que cogen calentito al 0,5% y que luego endosan al 8 o al 10% a los afligidos usuarios de la banca?


¡Vaya ridículo Sr. Margallo,  y vaya hipocresía de la tropa pepera, por Dios!

3 comentarios:

  1. El Partido Popular todavía cree estar en aquello de "El Imperio donde nunca se pone el Sol" así como todavía está inmerso en el más joven "Del Imperio hacía Dios". Vergüenza ajena produce ver a nuestra diplomacia haciendo el ridículo más absoluto, si ya fue penosa la diplomacia del Gobierno Aznar arastrándose ante Méjico para que diera su apoyo a la Guerra de Iraq, más penosa es la imagen de una España en ruina económica, social y política queriéndose proponer como representante de la nada más absoluta, porque esta España cada día que pasa tiene menos credibilidad ante Latinoamérica.

    ResponderEliminar
  2. Ni siquiera saben lo que es la diplomacia en el mundo. Primero que arreglen lo que aquí está pasando que es muy grave y luego que se dediquen a no inmiscuirse en los asuntos propios de latinoamérica.
    Qué bochorno nos hacen pasar estos memos e ineptos de 'plasmáticos'.

    ResponderEliminar
  3. Juanvi y Javier: ante todo, muchísimas gracias por leer y comentar el blog.
    La verdad es que España pasa por un mal momento económico social, político y diplomático. Así que padecemos varias crisis a al vez, y eso no puede dar buenos resultados.
    Lo peor es que la población sigue confiando en los partidos que nos llevan por este camino de miserias.
    ¿Aprenderemos?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.