viernes, 10 de agosto de 2012

EL ROBO DEL SIGLO EN ESPAÑA: 9 carritos del Mercadona y un Padre Nuestro




Los hechos sucedieron de manera muy sencilla: “mientras la gente hacía la compra habitual, un grupo de sindicalistas irrumpe en Mercadona, una cadena de supermercados low cost, y con una lista de productos básicos en mano, llenan 9 carros y salen sin pagar. Llevaron los productos sustraídos a centros que ayudan a personas sin recursos, en un país donde hay 5 millones de desempleados y ya hay familias pasando hambre”.

Este argumento no le serviría al más brillante de los escritores para construir ni siquiera un relato breve, pero en España se ha transformado en “el robo del siglo” y en “el acto más transgresor” que en las últimas décadas se haya podido ver. Todas las televisiones llevan al menos 3 días dedicándole a este hecho más de la mitad de los telediarios, sin  contar las entrevistas en directo a los participantes que cotizan al alza en los programas de radio.

Para "echar más leña al esperpento", el Ministro del Interior en persona ordenó detener a los asaltantes, y en un país donde presentas un contencioso y tardas dos años en obtener las primeras señales de vida de tu caso, -o en caso contrario te responden con un sonoro “silencio administrativo”-, han sobrado 24 horas para que se produjeran las detenciones. Una prontitud desconocida por quienes se han visto en la necesidad de acudir alguna vez al Ministerio de la balanza que siempre se inclina hacia el lado de los poderosos.

Los peligrosos asaltantes del MERCADONA

Todo esto es alucinante, asombroso, demencial, porque que en un país donde hay un millón setecientas mil familias sin ningún tipo de ingresos un robo o sustracción de comida debería ser algo normal, humano. EN ESPAÑA YA HAY "BANCOS DE ALIMENTOS" para dar comida a pobres de solemnidad; sin estos alimentos, no podrían comer y pasarían hambre. Si a nadie sorprende que casi dos millones de familias estén intentando sobrevivir sin ingresos, no debería tampoco sorprender que se produzca un robo en un supermercado.

Pero lo que pasa es todavía más grave: desaparecieron 30.000.000.000 de Bankia, entidad que va a ser rescatada a costa del sudor de los trabajadores, de la precarización de la sanidad, de la depauperación de la enseñanza pública, y nadie los está buscando ni nadie está detenido. Se han construido en España aeropuertos sin aviones y no hay ningún técnico, experto ni político detenido por prevaricación y por fraude, ya que los estudios previos debieron indicar que nadie necesitaba esos aeropuertos y mantenerlos sin funcionar nos cuesta a todos decenas de miles de euros diarios, hay líneas de AVE por las que no circula ningún viajero y no hay ningún político en la cárcel por licitar esas obras.
Hay autopistas de peaje que todos los contribuyentes tenemos que subvencionar con nuestra precariedad laboral, porque nadie circula por ellas, y que fueron proyectadas y licitadas a sabiendas de que no prestarían ningún servicio a la población. ¿Dónde están los responsables por este atraco a mano armada a los contribuyentes?

El Ministro del Interior, por coherencia y por dignidad debería dimitir o mandar a detener con la misma presteza que mandó detener a los asaltantes del Mercadona, a todos estos delincuentes que nos están causando la ruina en la que nos encontramos y que están campando a sus anchas y con la cabeza muy alta. Que los responsables de estas tropelías, que han sustraído miles de millones de las arcas públicas, o sea, “del dinero de todos” sigan gobernando en esos ayuntamientos y sigan en activo en política y nadie los haya detenido.

Es indecente e inmoral que los ciudadanos tengan que soportar este estado de “terrorismo moral”, donde hay un doble rasero para calificar delitos: los delitos que cometen políticos, y altos responsables de la banca quedan impunes,  mientras a cualquier ciudadano, por no llevar el billete del Metro o por aparcar en zona de estacionamiento regulado sin el ticket correspondiente, le cae una muta ipso facto.

Padre Nuestro que estás en los cielos, venga a nosotros el sentido común antes de que sea demasiado tarde…

1 comentario:

  1. Esta tarde he visto en televisión a Julian Muñoz, ex Alcalde de Marbella, paseando placidamente por una playa con su perro y su pareja. Jaume Matas en libertad condicional por no haber riesgo de fuga, Rodrigo Rato y los 40 ladrones de Bankia en la calle, etc, etc, etc.
    Por otro lado el Ministro del Interior, de doble misa y comunión diaria ejerce de Juez ordenando detener a unos Sindicalistas que en una acción reinvindicativa se llevaron unos carros, no el de Manuel Escobar, con alimentos de primera necesidad. ¿Estamos locos? o quizas sea algo peor. Gran entrada. Un abrazo

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.