jueves, 4 de agosto de 2011

MIS PREGUNTAS AL MOVIMIENTO #15M



Entre las acciones realizadas por el #15M, la ocupación de algunas plazas importantes se ha convertido en una seña de identidad. Después de la acampada inicial, y la (des)ocupación voluntaria de Sol y de la Plaza de Cataluña han continuado marchando hacia Madrid, Bruselas, siguen ocupando plazas con acciones concretas y reclamando que se escuchen sus propuestas. Hasta ahora todo ha sido coordinado con bastante eficacia y podemos afirmar que ya el #15M ha hecho historia.


Ante todo este movimiento ciudadano reconocido internacionalmente como la "revolución española"  o el "movimiento de los indignados", los partidos políticos continúan bastante indiferentes; quizás los partidos de izquierda hagan algún guiño al #15M, pero esos "guiños" no pasan de ser tímidos acercamientos sin llegar a comprometerse de lleno con sus propuestas de "democracia real" y cambios sociales profundos que permitan otra forma de hacer política. Otros partidos, -como el PP-, ni siquiera necesitan preocuparse por este movimiento, porque ya tienen "fidelizados" a sus electores, que votarán en masa el próximo 20N. Lo que en realidad importa a todos los partidos políticos en este momento -a menos de 3 meses de las elecciones-, es obtener representación parlamentaria y luchar por cada voto posible.


Alguien ha twitteado que el #15M tiene 8 millones de "seguidores" o simpatizantes. Si es cierto este dato, representaría una cantidad tan importante de votos que podríamos considerar que la fuerza política que obtuviera el apoyo de los simpatizantes del 15M, sería el partido que nos gobernaría los próximos 4 años. Pero no es lo mismo ser "simpatizante" que "votante" y además, el 15M ya ha manifestado que no se transformará en fuerza política.


Ante todo esto me planteo fundamentalmente 4 preguntas:


1. ¿Esos 8 millones de ciudadanos que -en teoría-, apoyan al #15M estarían dispuestos a dar su voto al partido que contenga en su programa las reivindicaciones y acuerdos obtenidos en las Asambleas?


2. ¿Qué partido podría incluir en su programa estas reivindicaciones de los "indignados" sin ser estigmatizado de "oportunista"?


3. ¿Qué propuestas realizadas por el 15M podrían tener viabilidad en un mundo globalizado, dominado por los mercados y las entidades financieras?


4. ¿Renunciaría el 15M a algunas de sus propuestas más utópicas para ver cumplidas -al menos-, algunas de sus reivindicaciones?


Me gustaría que alguien del 15M pudiera responderme.


Si algo tenemos asegurado a día de hoy es que alguien nos va a gobernar después del 20N, y  -me guste o no-, si otra fuerza política no emerge o alguna de las fuerzas políticas existentes no asume las reivindicaciones del #15M, nos gobernarán los de siempre con idénticos resultados. Ocupar indefinidamente plazas y lugares públicos durante los próximos 4 años se me antoja demasiado agotador  e insostenible.


No hay mucho tiempo para reaccionar antes de que las urnas den la legitimidad democrática la fuerza política más votada para que ejerza su mandato los próximos 4 años, y ...no sé por qué...me temo lo peor.

6 comentarios:

  1. Yo también me temo lo peor. Me gusta mucho este post. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. 1.- Los 8 millones? no creo ...
    2.- Ninguno... lamentablemente y habria que buscar un concenso en este punto. Creo que este punto pasa, por declarar ante notario el programa electorar, con renuncia al cargo y proceso judicial en caso de incumplimiento.
    3.- pffff. para hacer un post entero solo con esa pregunta...
    4.- No, no lo creo, pero si se proponen de forma escalonda, es posible. Renunciar nunca, por que no creo que sean tan utopicas, escalonar tal vez.
    Mi humilde opinion.

    ResponderEliminar
  3. me gustó este artículo. te digo mi opinión: no se puede, aquí en argentina por lo menos, trasladar el ideario de un movimiento a un partido.
    creo que el posibilismo es un engaña pichanga, cuando cedes dignidad por comodidad, pierdes ambas. todavía el quid sigue siendo reforma o revolución, y ya sabemos donde nos han llevado las reformas.

    ResponderEliminar
  4. Hola,

    1,2,3,4. Mira seguís sin entender lo que es 15m, no es un movimiento ni nada parecido, es un sentimiento, un despertar, el mundo como va no va bien y hay que cambiarlo, los partidos políticos tuvieron su momento pero hoy en día no son necesarios, por lo menos como están organizados, el sistema financiero es un caos, lleno de especuladores y ladrones. Mundo Globalizado? Mercados? Ese no es el mundo que queremos, su globalización no es tal, es un dominio total, sus Mercados no son de fiar y sus entidades financieras son unos ladrones, hay que cambiar todo eso y luego tendrán viabilidad todas las propuestas.El 15m no puede renunciar a nada, pues los sentimientos se sienten o no y se está despierto o se sigue en un estado de aletargamiento inducido, tu verás. Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Comparto tu actitud de exigencia. No se puede pretender ser libre y actuar como una oveja. ¿a donde va el 15m? ¿quien lo dirige? ¿Qué propone y qué no propone? He reflexionado sobre ellos en este link: www.opicode.org Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo el lo que manifiesta el comentario de Joseph...Tambien pienso que no os enterais...
    Siguen erre que erre queriendo etiquetar y apuntarse como autor del 15M.
    Equivocación soberbia, el 15M es un síntoma, no es un movimiento, no es un partido, no es de izquierdas ni de derechas, es simplemente un síntoma más.
    El cuerpo de España sigue postrado en la cama afligido de múltiples síntomas.
    Diversos doctores se aprestan a diagnosticar, yerran muchos (interesadamente unos y otros por ceguera partidista).
    Mientras, el cuerpo España sigue afectado de fiebre alta, se deshidrata en un cólico intestinal rayano en el cólera, que le deja sin fuerzas ni reservas…
    Discuten doctores si lo mejor es una dieta estricta o una dieta calórica que reanime el cuerpo…
    El tiempo de tomar decisiones se acaba, de las que se tomen dependerá que el cuerpo de España colapse o se recupere.
    El sentido común que es el menos común de los sentidos, expresa que no se puede gastar más de lo que se tiene, y que lo que se tiene hay que gestionarlo con talento y mesura.
    Para leer el resto de la reflexión: http://tribunaavalon.blogspot.com/2011/09/el-sintoma-del-15m.html

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.