viernes, 22 de julio de 2011

¿A QUIÉN LE IMPORTAS, ÁFRICA?

Las desventuras del continente africano, cuna de la humanidad, se cuentan por millares. Ante la nueva alarma por la hambruna que amenaza al llamado "cuerno de África" me pregunto cuántas víctimas necesitan nuestras conciencias para establecer una lista de prioridades definitiva, donde el ser humano sea el bien más valorado y la vida humana el bien supremo.


Ni la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948) ni la FAO, ni la ONU han podido establecer una solución definitiva para parar la sangría de víctimas inocentes que entregan su vida en vano en un continente riquísimo en recursos y arruinado por la corrupción de sus dirigentes; el hambre no es la única tragedia que sufre África y lo más triste es que la cotidianidad de las tragedias en África ha conseguido que aceptemos como normal y natural lo que en Europa sería inasumible en ninguna cifra. Los europeos no podrían morir de la forma como lo hacen los africanos ni tampoco por las mismas razones, porque sería insoportable; ver a los  africanos morir de hambre, morir por falta de seguridad, por falta de atención sanitaria, en fin -morir de olvido-, es algo generalmente aceptado.


Además se ser el basurero de muchos de los residuos tóxicos que generamos en el primer mundo y el laboratorio donde muchas industrias farmacéuticas "ensayan" sus productos,  África es la frontera que quisieran blindar muchos países europeos para evitar lo que más les preocupa sobre África: que los africanos lleguen como inmigrantes pidiendo que se le hagan extensivos los derechos humanos y la democracia que por aquí tanto defendemos.


Podemos y debemos hacer algo como ciudadanos, pero nuestros estados democráticos que gestionan nuestros impuestos y que se reúnen en esos célebres foros G5, G20, FAO, ONU ¿No pueden hacer nada más que lamentar las muertes y seguir reuniéndose para ver qué pueden hacer en el futuro?


Esta nueva  y vergonzante hambruna es un nuevo crimen contra la humanidad. En en el llamado "CUERNO DE ÁFRICA",  EN ESTE MOMENTO, la vida de 700.000 seres humanos están en peligro por falta de alimentos.... para 50.000  ya es demasiado tarde, murieron hambre, entre ellos, 25.000 niños.


¿ DEJARÍAMOS MORIR DE HAMBRE A 25.000 NIÑOS EUROPEOS?



ESTA HAMBRUNA ES UN GENOCIDIO, ¿A QUIÉN JUZGAREMOS POR LA MUERTE DE ESTAS VÍCTIMAS INOCENTES?



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.