miércoles, 25 de febrero de 2015

RAJOY BOLIVARIANO


En el Debate del estado de la nación 2015, Rajoy presentó una imagen de España que, de no ser por la geografía alpina y los bancos que guardan las fortunas de los evasores fiscales, hubiera podido ser más bien Suiza. Fue un mitin típico tópico del PP, rebajado por la falta de glamour que le proporcionaba la trama Gürtel a los actos del partido.

Los miembros de la bancada popular aplaudieron a rabiar; sus señorías populares estuvieron a punto de sufrir algunas contusiones en los huesos de las manos, salvo la señora Celia Villalobos, que optó por jugar a Candy crush, porque ya se sabía todo el discurso y se aburría.

Después de la intervención de Pedro Sánchez, líder de la oposición, y bajo los efectos de un repentino ataque antidemocrático y autoritario, siguiendo el manual del bolivariano populista Rajoy le prohibió que subiera a la tribuna “a hacer o decir nada”, negándole al líder de la oposición la libertad de expresión y el derecho de representar a los millones de votantes del PSOE en la tribuna. No contento con ello le descalificó por "patético”.

Resulta paradójico que después de machacar a los líderes de PODEMOS por sus conexiones con Venezuela, haya sido Rajoy quien encarne como nadie el autoritarismo que atribuye a la imperfecta democracia venezolana en el parlamento, desde la tribuna y abusando de los privilegios que el Debate del estado de la nación concede al presidente.

Rajoy está perdiendo fuel… y es que debe ser muy difícil que te espeten desde la tribuna en toda la cara, que enviaste a Bárcenas -el tesorero que llevaba la caja B tu partido- un sms instándole a “ser fuerte”, y que en tu sede –reformada en B según el juez que lleva la causa de corrupción de tu partido-, destruyeran los discos duros de los ordenadores de Bárcenas, para colaborar con la justicia eliminando pruebas…

¿Qué dirá Marhuenda  desde La (sin)Razón sobre este nuevo Rajoy bolivariano resurgido de la corrupción que le acecha?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.