sábado, 20 de julio de 2013

ATRACO POLÍTICAMENTE CORRECTO.





www.diasdelana.com
Entraron en las dos casas. Bastaron 15 o 20 minutos para que ambos chalets fueran desvalijados. Las alarmas imperturbables no detectaron nada y todo se ejecutó en silencio. Nadie vio nada.


Cuando llegaron de la playa, salvo los muebles, la ropa y los grandes electrodomésticos todo había desaparecido; también faltaban algunos adornos que debieron ser del agrado de los intrusos.


Un detalle sorprendió a los perjudicados: un rastro marcado con papeletas que extrañamente coincidían con el partido al que habían votado recientemente.


Acostumbrados a la complicidad de los ciudadanos con los atracos gubernamentales, los ladrones decidieron robar a los de su propia cuerda para eliminar algunos inconvenientes. Las tragaderas de los ciudadanos con sus partidos políticos se habían ensanchado lo suficiente como para que un pequeño robo doméstico de un correligionario fuera igualmente tolerado.


1 comentario:

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.