viernes, 15 de febrero de 2013

ANTROPOLOGÍA POLÍTICA: el Guernica del horror cotidiano en que vivimos...

Fragmento del Guernica de Picasso re-interpretado después de la crisis: ciudadano ejecutado por una entidad bancaria.



Las secuencias de casos de políticos que se han lucrado gracias a su cargo y que han consentido en el desvalijamiento de las arcas públicas que debieron custodiar se suma a la indignidad de prestigiosos empresarios que reclamaban “más trabajo y menos sueldo”, mientras robaban y expoliaban a sus propias empresas y recibían créditos millonarios gracias a los bancos cuyos ejecutivos -corruptos también-, les daban créditos sin miramientos. Con el dinero de todos y con la miseria de muchos, estos delincuentes en coche oficial, o en coches de lujo, -regalados o comprados con el sudor de los demás- hacían su fiesta particular y evadían capitales a Suiza y a otros paraísos del crimen económico, sabiendo que luego algún político se encargaría de “regularizarlo”, para que todo volviera a la normalidad, con la impunidad que suele amparar a los poderosos.

Las entidades bancarias que han sido rescatadas con el dinero de todos, con el desempleo de 6 millones de trabajadores, con la subida general de impuestos, rescatadas gracias al naufragio energético de casi 2 millones de hogares que no han podido poner la calefacción este invierno, y gracias a que centenares de miles de dependientes y sus cuidadores se han quedado en la cuneta, se dedicaron a atracar directamente los ahorros de los ciudadanos que se privaron de casi todo para tener “algo”,  les vendieron acciones “preferentes”, y acciones de Bankia, que transformaban en “0” los ahorros de toda la vida. Lo terrible es que les atracaron en las oficinas bancarias, bien vestidos y sin armas, en el peor posible de los atracos, es decir, les estafaron en las oficinas cercanas a sus domicilios, les estafaron ejecutivos cuyos nombres y apellidos conocían perfectamente. Un atraco con total impunidad, un atraco legal y consentido por las autoridades bancarias. 

¡Ya quisieran muchos atracadores de bancos y butroneros disponer de todas estas facilidades para saquear los bancos sin violencia y sin consecuencias!

¿Cómo condensar en una imagen tanta ignominia, todo este oprobio?

Si Picasso hubiera tenido que pintar este horror, probablemente también tendríamos un lienzo tan aterrador como el Guernica… No sé si en blanco y negro o en colores, pero seguramente con lágrimas igualmente enormes de ciudadanos abandonados, estafados, menospreciados y defraudados, ejecutados socialmente por tener más de 50 años y por ello estar prácticamente excluidos de la posibilidad de volver a tener un empleo… Cuerpos caídos, mutilados moralmente por los desahucios, efecto secundario de una bomba que mata sin metralla... Ciudadanos ejecutados por un sistema económico que ya no puede ofrecer trabajos dignos, ni sanidad digna, ni educación digna, porque es el propio sistema la encarnación de la indignidad y el ser humano en este sistema inmoral no es lo prioritario.

Una imagen no vale mil palabras, pero hay imágenes que condensan el horror como no puede hacerlo ni una ni mil palabras y necesitaríamos a un genio como Picasso para pintarnos este horror cotidiano en el que vivimos…

Pero habría algo muy diferente y más aterrador en este “Guernica del horror cotidiano que sufrimos” y esto es lo verdaderamente inexplicable: las víctimas conocen a sus victimarios, y antes del horror, minutos, días o meses antes, quizás años,  celebraron sus conductas corruptas, premiaron sus estafas con mayorías absolutas… y con su voto, democráticamente, les dieron el poder de muerte. 

2 comentarios:

  1. "necesitaríamos a un genio como Picasso para pintarnos este horror cotidiano en el que vivimos…" Esta frase me ha llegado. El horror que estamos viviendo lo describes perfectamente, pero al contrario de antaño, ahora tenemos acceso a toda la información casi desde el momento que se produce, y es tal el bombardeo que nos hemos acostumbrado a comer con cuerpos mutilados en una guerra lejana y cenar con el "Atraco Perfecto" sin inmutarnos. Haría falta genios como Picasso que llevaran ese horror inquitante y brutal que refleja el fragmento del Guernica que encabeza tu post para agitar las mentes dormidas.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Lo que es cierto es que con estas políticas que están incrustando estos desalmados mediocres, ineptos y sinvergüenzas del desgobierno actual, es probable que nos lleven a un abismo difícil de salir.
    Necesitaríamos un buen estadista, es decir un servidor de lo público, por supuesto y/o una estadista.
    Saludos

    ResponderEliminar

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.