sábado, 3 de septiembre de 2011

Profesores sin "Esperanza" y con "Metrobús".

Las declaraciones maliciosas de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, sobre el horario lectivo de los profesores rozaron la indecencia política y la indigencia intelectual. Decir que los profesores solo trabajan cuando están en el aula implica tener un desconocimiento total de la labor de los docentes, que educan  y trabajan por mejorar la calidad de la educación. La preparación de las clases, las actividades extracurriculares, las tutorías, las clases de apoyo, la atención a los padres y muchas de las horas extra que la mayoría de los profesores dedican a los alumnos con necesidades especiales, ni están pagadas, ni transcurren precisamente dentro del horario lectivo.

La indecencia de estas declaraciones la noto en el hecho de haber comparando la jornada de 20 horas de los profesores con “el resto de los madrileños”, para enrarecer el ambiente y enfrentar a los madrileños que trabajan 40 horas con estos profesores holgazanes que se queja por trabajar la mitad que los demás. Fue un dardo muy venenoso y sibilino que afortunadamente  y de forma inmediata ha despertado la indignación de muchos ciudadanos.

Ahora me dirijo a usted, con todo respeto:

Señora Aguirre, si usted ignoraba todos estos pormenores del quehacer de los profesores, debió callarse y dejar que alguien que conozca el ámbito docente se pronunciara con más rigor y coherencia sobre la labor docente. Desconocer algo no es un delito, pero hablar sin saber es cuanto menos, una muy mala práctica en la vida política. Hubiera podido usted pedir un esfuerzo extra a los profesores sin malmeter y sin faltar a la verdad.

Debería usted pedir disculpas a los profesores por tales declaraciones, pero no lo espero. Podía tomar ejemplo de su ex-consejero de transportes e infraestructuras, José Ignacio Echeverría,  quien después de meter bien hondo la pata y afirmar que el Metrobús “no existía”,  tuvo la decencia de pedir disculpas.

Pero no sé por qué, me da que usted ni va a pedir disculpas ni va a rectificar. 
¡Es su estilo! 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.