lunes, 26 de marzo de 2012

ARENAS Y GUARDIOLA... O MESSI Y LAS ENCUESTAS: una lectura antropo-lógica del resultado de las elecciones andaluzas.


Arenas y Montoro celebran la histórica victoria del PP en Andalucía"... ¡Menudas caras tienen!

Si Javier Arenas pudiera viajar al pasado, probablemente rectificaría muchos errores cometidos; pero el tiempo no vuelve atrás. Ver su cara de tristeza habiendo ganado las elecciones andaluzas era todo un discurso de lo que te puede pasar cuando vas de sobrado y cuando no respetas a tus rivales. Arenas basó su campaña en una estrategia muy sencilla: puso el ventilador de la demagogia en la pocilga de los ERE, y esperaba que el olor nauseabundo mareara a los andaluces, pero no le resultó suficiente. Olvidó que además que EREs hay “Jaumatadas”, “Campsadas” y “Gürteladas” y que en lo tocante a corrupción, ninguno de los partidos mayoritarios puede mirarse el trasero sin tener algo que limpiarse.

Arenas no tiene quien le consuele… y es que cuando ya estabas seguro de la victoria que hasta quizás en el “cuaderno azul” habías repartido consejerías y secretarías, es difícil volver a la oposición… Sentarte por 4ª vez en los mismos escaños tiene que sentar muy mal, aunque estés obligado a venderlo como una victoria. 

Y es que cuando estás tan sobrado que puedes permitirte rechazar un debate televisivo con los otros candidatos e irte a comer unas gambas de Huelva o unas tapitas en la esquina de tu barrio algo falla en tu perfil como político. Pero en ese momento, los asesores de Arenas debieron informarle que en ese debate no tendría nada que ganar y sí mucho que perder, y que tenía entre 58 y 60 escaños… y con las encuestas viento en popa cualquiera se pasa a la cofradía de los prepotentes.

Arenas intentó convencernos a todos de que administraría la victoria que todavía no tenía con humildad y se olvidó de hacer con humildad la campaña; es decir, toda la humildad se la guardaba para después, cuando ya fuera presidente de Andalucía…

A Javier Arenas le pasó como a Guardiola: hablar de humildad cuando tienes a un jugador como Messi, que solito te marca, 2, 3, 4 o 5 goles si hace falta en cualquier partido y todavía te sobran 10 jugadores más, que también pueden colaborar en meter uno que otro gol, resulta a veces, ridículo. Cada vez que Guardiola habla de humildad resulta tan falso como patético, porque no es verdad que crea en la grandeza de “los demás equipos”, está en éxtasis por la genialidad de Messi y sabe que con Messi en el Barça le quedan muchas tardes de victorias apoteósicas, de manitas burlonas señalando que “5 golitos te ha metido el Barcelona”. Y es que ser humilde cuando te sobra de todo es muy difícil, por eso Arenas y Guardiola se me estaban pareciendo demasiado… y cada vez que Guardiola menciona la palabra “humildad”, o cuando repite el mantra cansino de que “el Barça da la liga por perdida”, me entraba la misma risa que cuando Arenas decía que "las elecciones no estaban todavía ganadas".

No obstante, hay una diferencia muy grande entre Arenas y Guardiola: Messi es una realidad y juega para el Barça; Arenas lo apostó todo a las encuestas. Craso error: las encuestas no son la realidad. 

Espero que Guardiola, que es un hombre de letras y de filosofía, aprenda de la derrota de Arenas, y que Arenas se haga mirar lo de la humildad, para que en 4 años pueda practicarla. Si no pueden ser humildes que no lo sean, pero que no nos tomen por imbéciles. ¡La humildad no es una palabra, es una actitud!



...Y por cierto, hacía mucho tiempo que no veía tan serio a Montoro, que se partía de la risa en la rueda de prensa dos viernes atrás, en la que nos anunciaron que todavía irían al paro 600.000 españoles más, mientras esquema en mano nos explicaba el catálogo de las miserias venideras.
Anoche sí tenías motivos para reírte, Montoro: tu partido ha ganado las elecciones.

Cospedal estuvo más agria que nunca celebrando la victoria del PP; Soraya sigue en estado de “sorpresa absoluta”, y Rajoy se va escozío a Corea.

Todo el peso de la #reformalaboral debería caer sobre los asesores de Arenas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.