domingo, 15 de enero de 2012

CONTRA-LÓGICAS POLÍTICAS EN EL DEBATE SOBRE LA JUBILACIÓN


http://www.gratisblog.com/weblogs/anajedelia/runtimenews140_jubilacion.gif


Para cualquier ciudadano "normal", es decir, "que no se dedique a la política",  llegar después de una larga y muchas veces “dolorosa vida laboral” a la jubilación- es un justo deseo. La cuestión de la edad de jubilación o determinar en qué momento  y bajo qué condiciones se puede llegar a ese “estado de jubilación” es un tema muy polémico y subir en 2 años la edad de jubilación le costó a Zapatero -entre otras cosas-, parte del descalabro de su segundo  mandato.

Sin embargo, este debate sobre la jubilación que existe en la vida real, esta “lógica” no se cumple en la vida política, porque los políticos son seres humanos excepcionales. Para los políticos, la jubilación es oprobiosa, incluso algo de mal gusto. En política no hace falta jubilarse porque se nace predeterminado para “servir” a los ciudadanos de una manera tal, que no se puede considerar la jubilación como algo deseable. Desde esta “contra- lógica política”, el resto de los mortales que soñamos con algún día acceder a la jubilación, somos una especie diferente, algo perezosa y poco amante del trabajo, vivimos bajo otra lógica y sobre todo, en otra realidad que no es precisamente paralela a la “irrealidad de la vida de los políticos.”

Deberían darnos a todos un paseo en un coche oficial, o deberían obligarnos a sentarnos por unas horas en un escaño en el congreso o en el senado, para ver si nos contagiamos con el virus de “la cosa pública” y de repente nos entran a todos unas ganas tremendas de trabajar que ni por saber morir nos querríamos jubilar…  Entonces ya no haría falta tanto debate sobre la edad de jubilación y hablar de “pensiones de jubilación” sería una conversación subversiva, casi indecente…


¿Se imaginan a Cospedal, a Pons Detritus, a Rubalcaba, Chávez, o a Durán Lleida hablando de ganas de jubilarse? ¡Qué va! Este  tipo de gente no se quiere jubilar, todos quieren seguir representándonos hasta que la muerte se lo impida…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradezco tus comentarios sobre las entradas de este blog.